Los niños no necesitan hacer deberes para aprender

Los deberes pueden convertirse en un verdadero martirio para algunos niños, y también para muchos padres que pasan tardes y fines de semana preocupados por las tareas escolares de sus hijos. Hay niños que los hacen de buena gana, pero no podemos negar que tras seis u ocho horas de clases se hace bastante pesado tener que seguir trabajando en casa. ¿Es que acaso no son suficientes las horas en el colegio? Algo está fallando.

650_1200

Los tiempos cambian. Los niños de hoy son activos, inquietos, curiosos, necesitan experimentar, investigar. Y de esa forma aprender y afianzar conocimiento. Su forma de pensar no casa con el concepto pasivo de repetir por la tarde lo que han hecho en el día en cole. Los niños no necesitan hacer deberes para aprender. Creo que la manera de enseñar debería ser menos forzada y más natural, acompañando al niño en el proceso de aprendizaje y potenciando sus talentos y habilidades.

Seguir leyendo “Los niños no necesitan hacer deberes para aprender”

Relegar la educación artística tiene un objetivo político: crear ciegos-videntes

Una clase de educación artística no es un taller de manualidades. María Acaso lleva años remando en contra del discurso oficial. El que concibe, apoyado por las leyes, las enseñanzas del arte como disciplinas prescindibles, complementarias, marías. Lo hace desde las aulas de la facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, donde también dirige la línea de investigación sobre Educación en Museos de Artes Visuales.

998374_186338641526867_1824791098_n-600x400
Aula invertida Alumnos de la Universidad Católica de Valparaíso

 

Su segundo libro lleva por título La educación artística no son manualidades (Editorial Catarata). Fue publicado en 2009, aunque sus páginas tienen en 2014 y con la LOMCE ya en marcha más vigencia que nunca. El arrinconamiento de la educación plástica, convertida en optativa en Primaria, responde para Acaso a “un objetivo político”.

En el libro rechaza la asociación entre educación artística y manualidades, ¿cree que esa relación es automática?

En muchos casos, sí, porque forma parte del imaginario colectivo que se ha creado en torno a esta disciplina, profundamente infantilizada. La educación artística no son niños pintando ni murales el día de la primavera. No hay que olvidar que se puede trabajar en muchos formatos y para cualquier edad, dentro y fuera de las aulas, porque es un vehículo de conocimiento. Y no solo de expresión. El análisis y la producción de productos y expresiones artísticas son actividades relacionadas con la producción de conocimiento crítico.

En ese imaginario del que habla parece que la artística se concibe como la asignatura maría, la tontería que da el profe bohemio.
Seguir leyendo “Relegar la educación artística tiene un objetivo político: crear ciegos-videntes”