Exámenes: ¿con quién hay que hablar?

Si tuviera que decidir cuál era la primera medida a tomar para transformar nuestro actual sistema educativo, optaría sin duda ninguna por la eliminación de los exámenes en las escuelas.

examsLos exámenes estandarizados son en primer lugar inútiles porque no sirven para medir el verdadero aprendizaje, al generar un efecto perverso, puesto que destruyen la motivación intrínseca y genuina por aprender sobre algo, y la sustituyen por una motivación basada en la recompensa externa de conseguir un premio, más allá del cual, se pierde el interés por la materia o sujeto de aprendizaje en sí.

Podríamos relacionar esto con el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, según el cual, cuando intentamos medir un suceso, alteramos su curso, y por tanto la medición que obtenemos del mismo. Podrían aprender algo de esto todos los que están obsesionados con las comparativas de resultados a nivel internacional, y sus nefastas consecuencias.

Seguir leyendo “Exámenes: ¿con quién hay que hablar?”