Algo sobre los amigos imaginarios

15 05 2011

A los 3 años, los niños tienen una imaginación increíble llena de fantasía, pueden jugar con cualquier cosa, ellos se encargarán de darle vida y de incluir a todas las personas que conocen así no estén presente, es una forma de comprender su realidad, una realidad en la que cada vez se compenetra e interactúa más.

Toda esta imaginación suele ser complementada con un amigo imaginario, aquel que lo acompaña en todas sus aventuras e incluso le sirve de confidente en momentos adversos. Este comportamiento puede tenerlo cualquier niño de esta edad, siendo los que más recurren al amigo imaginario los hijos únicos o niños muy tímidos.

Los padres no deben preocuparse si descubren que su hijo tiene un amigo imaginario, tener un amigo imaginario no es malo, por el contrario.

  • Incentiva el juego creativo estimulando el pensamiento y practicar nuevas habilidades.
  • Les enseña a compartir y les da seguridad en sí mismos porque este amigo imaginario les da apoyo para que puedan enfrentar sus propios miedos y sus momentos de soledad, comparten inquietudes, discuten, juegan, se consuelan, etc.
  • Los hace más extrovertidos puesto que incide en el mejoramiento de sus relaciones sociales con sus compañeros del jardín de infancia y aprendiendo a expresar sus sentimientos; también desarrollan su vocabulario y fluidez verbal.

El niño sabe en el fondo que su amigo imaginario es simplemente eso y no es real, porque él lo maneja a su antojo convirtiéndolo en su aliado para todas las cosas que él quiera. No debes prohibirle que juegue con su amigo imaginario, pero tampoco debes incentivarlo, evita hablar de él a menos que el mismo niño inicie el tema, momento en el cual no debes tratar al amigo imaginario como si fuera real. En muchos casos los niños culpan al amigo imaginario de sus travesuras, en ese momento debes regañar a tu hijo y utilizar a tu hijo para dirigirte a su amigo imaginario, dile que las normas son para todos y como su amigo hizo la travesura él mismo debe regañarlo porque tú no puedes verlo y él sí; de esta forma tu hijo sentirá que tienes respeto por su amigo imaginario pero que sólo él puede verlo y por eso tú no puedes regañarlo directamente.

A pesar de tener amigos imaginarios los niños deben ser fomentados a tener contacto e interactuar con personas, para que poco a poco vayan dejando al amigo imaginario y tengan un amigo de verdad. Puede fomentar la socialización invitando a niños a jugar a la casa, llevando a su niño a grupos de juego, visitar a los familiares sobre todo si tienen hijos, salir de paseo, etc.

El tener un amigo imaginario puede ser nocivo para la salud de su niño en caso que no muestre interés por la gente ni se relacione con niños de su edad estando siempre con su amigo imaginario.

Publicación de http://www.eduquemosenlared.com de Perú Fuente: http://www.webdelbebe.com


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: