El ingenio de Petit Pierre

Se movía por entre la gente como un elefante inválido, con un interés infantil en el mecanismo interno de cada cosa, pues el mundo te parecía un inmenso juguete de cuerda con el cual se inventaba la vida.

Gabriel García Márquez, “Me alquilo para soñar”

37-grados-pierre--660x371

Pierre Avezard, llamado Petit Pierre (1909-1992), nació antes de lo previsto, « sin terminar », como lo dirá él mismo. Medio ciego, casi sordo y mudo, no aprendió jamás a leer ni a escribir. A la edad de siete años lo retiran de la escuela para confiarle el oficio de los inocentes: pastor. Pasó casi 40 años construyendo esta inmensa maquinaria que ni los ingenieros son capaces de explicar. Una obra maestra de arte popular. Fantástico artilugio giratorio hecho de chatarra y otros desechos…

Seguir leyendo “El ingenio de Petit Pierre”