Sobre espacios de trabajo y reflexión docente

27 06 2010

NdR: Bien, esta nota originada en el sitio educar me sorprende. Un tema que ya hace tiempo que estuve peleando: las reuniones institucionales, un tema que para el equipo directivo y supervisor es aún hoy muy urticante. La capacidad del cuerpo docente de programar y organizar la escuela, aunar criterios y crear espacios de reflexión se siente como un desafío perverso contra las directivas emanadas desde inspección. Muchas veces nos quieren conformar con los “perfeccionamientos” pero no es más que una bajada de línea del equipo supervisor que solo ahoga las iniciativas de los docentes. Para meditarlo.

Es habitual escuchar en los pasillos de las escuelas que nunca alcanza el tiempo para que el equipo docente y directivo pueda trabajar en conjunto, compartiendo experiencias, intercambiando datos, sugiriendo lecturas. En la escuela media la situación empeora, muchas veces debido a la alta carga horaria que tienen los profesores, repartida en distintas escuelas. Esto lleva a que, en algunos casos, algunos docentes que trabajan en la misma institución ni siquiera lleguen a conocerse.

Hoy pensamos que el trabajo colaborativo en la escuela sin dudas enriquece los aprendizajes de los alumnos. Pero también pensamos que enriquece la tarea docente cotidiana, los aprendizajes de los propios docentes y directivos.

Por eso sostenemos que es tarea prioritaria, en el contexto del trabajo en las escuelas, generar espacios que promuevan la participación y el intercambio de saberes y experiencias entre los integrantes del equipo de trabajo de cada institución.

Fullan y Hergreaves[1] sostienen que es sostienen que es tarea fundamental del equipo directivo de las instituciones dar sustento al profesionalismo interactivo de sus docentes, y también promoverlo. Esta tarea se puede realizar de dos formas: ayudando a los docentes a comprender su situación en la institución y ayudando a que adquieran los conocimientos y medios necesarios para lograr mejoras en su tarea cotidiana.

Por otra parte, a partir del acceso a internet, los docentes tienen la posibilidad de conocer las experiencias que otros colegas llevan adelante en diferentes partes del país y el mundo. Esas narrativas están al alcance de todos: es por eso que desde este espacio sugerimos a quienes todavía no han tenido acceso a ellas que se apropien de las mismas como un elemento de consulta permanente.

Diversas investigaciones indican que lo que llamamos escuelas “exitosas” son aquellas que, entre otras cosas, pueden narrativizar sus experiencias, trabajar sobre ellas y compartirlas.

Otro elemento de interés son los weblogs y zonas de debate que podemos encontrar en diferentes portales educativos, en tanto resultan un espacio privilegiado para el intercambio de experiencias, opiniones, creencias y saberes entre los docentes.

El programa El Monitor propone también un espacio para la reflexión y el debate. A partir de una selección de temas que refieren en muchos casos a la tarea docente cotidiana, y de temas de interés general en el campo educativo, invita a pensar a partir tanto de la opinión de expertos como de entrevistas y opiniones recabadas en espacios de trabajo.

Sobre El Monitor

El Monitor de la Educación Común fue el órgano de difusión del Consejo Nacional de Educación en el momento de su fundación, en 1880.

Detrás de El Monitor estaba la figura de Domingo F. Sarmiento. Sarmiento entendía que las acciones públicas debían ser dadas a conocer. En este caso en particular, El Monitor sirvió para comunicar las diferentes resoluciones y reglamentos que permitieron organizar el naciente sistema educativo nacional. Con el tiempo, comenzaron a publicarse allí diferentes tipos de artículos, muchos de ellos relacionados a la formación de los docentes.

El programa El Monitor, emitido por Canal Encuentro, busca recuperar la esencia del primer Monitor. Claro que, en este caso, interesa marcar que el programa está inspirado también en un nuevo Monitor. Se trata de la revista que el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación ha puesto en circulación desde hace algún tiempo.

Por su parte, el programa de televisión propone abrir la discusión sobre diversos temas de interés, organizados casi en su totalidad a partir de lo que la revista plantea en diversos dossiers. Desde este punto de vista, se postula como un espacio para la reflexión y el debate.

El intercambio, en este caso, está previsto como indicamos, a partir de la participación en los foros de intercambio de cada programa emitido. Además, la lectura de la revista -que puede encontrarse digitalizada- será un fundamental aporte para el debate.

Las propuestas están al alcance: ser docentes reflexivos con la propia práctica pasa sin dudas por aprovecharlas.


Acciones

Información

One response

1 07 2010
Carina

TE MATARON CON LA FOTO!!!!
SALUDOS
Kisses!!
*Ç@R¡*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: